miércoles, 30 de marzo de 2016

Preparar paredes para papel pintado

Preparar pared papel pintado

Preparar una pared se trata de un trabajo ineludible para garantizar una adhesión homogénea del papel. Si la pared no ha sido nunca pintada o empapelada suele ser suficiente con un repaso de igualación de las superficies con papel de lija fino, eliminando gotas del enyesado. Una vez lijada la pared, subsanaremos los defectos superficiales que existan: grietas, rajas, etcétera. Dichas grietas  se rellenan con masilla preparada, antes de rellenar una grieta conveniente abrirla más con la rasqueta para eliminar el polvo y grasas que hubiesen en su interior. Una vez enmasillado y hemos dejado que se haya secado se vuelve a lijar alisando la superficie.

Si la pared ya estubiera con pintura deberemos realizar otro trabajo diferente. En superficies pintadas para evitar tener que eliminar totalmente la pintura existente, podemos proceder a aplicar un producto especial para el lavado de paredes. Cualquiera que sea la clase de pintura con dicho lavado conseguiremos hacer que desaparezca la capa superficial y facilitar el posterior encolado del papel pintado.


Si por otro lado existiera papel pintado que estuviera en buen estado de conservación, (que no presenta abolsamientos u ondulaciones), podría prescindirse del arrancado. Este arrancado debe ser obligatorio cuando el papel existente descansa a su vez sobre otros papeles más antiguos. Para eliminar el papel existente en una pared se utiliza una esponja gruesa empapada con agua. En el caso de encontrar alguna resistencia, se insiste en el empapado. Podemos valernos de la rasqueta para desprender el papel, pero yendo con mucho cuidado, ya que el yeso mojado es muy frágil, y todas las heridas y daños que ocasionemos los tendremos que corregir luego con masilla. En el caso de que el papel existente se deje como soporte del nuevo, habrá que enmendar los defectos que pueda tener. En el caso de tratarse de un papel colocado con juntas sobrepuestas, rebajaremos los dobles espesores, que podrían traslucirse en el nuevo papel.

miércoles, 20 de enero de 2016

Consejos para elegir un pintor de confianza

Pintores de confianza en Madrid

Muchos de los clientes que tenemos, se quejan de que los anteriores pintores con los que han contactado les han realizado un mal trabajo, han empleado malos materiales, o directamente han cobrado y no han terminado su trabajo de manera correspondiente.

Lo cierto es que es un sector difícil y la competencia muchas veces no es todo lo profesional que debería.

En pintores Madrid baratos, enumeramos unos consejos para disminuir el riesgo de problemas con los pintores.

Elige pintores profesionales. Lo más importante es que el pintor esté dado de alta, y te ofrezca factura. Siendo profesional disminuimos notablemente el riesgo de estafa.
Pregúntale qué pinturas utiliza, y comprueba que te dice la verdad cuando vaya a pintar. En pintores Madrid baratos, por ejemplo, siempre utilizamos pinturas de marca profesional. En caso contrario, es posible que la pintura se descascarille con el tiempo, o que las manchas que se produzcan, sean difícilmente lavables.
Habla sobre el medio de pago antes de realizar el trabajo. Es una práctica desgraciadamente muy extendida el cobrar un adelanto, y desaparecer. O llevar un material barato para parecer que se va a pintar, cobrar una parte del trabajo, y no volver a pisar la obra. Viendo este panorama, en pintores Madrid barato, la mayoría de las veces cobramos una vez el trabajo está completamente realizado, y el cliente plenamente satisfecho. Ahí si que el cliente queda 100% contento con nuestro trabajo de pintura. En algunos casos, como alisados o trabajos en los que haya que realizar una inversión considerable de material, es normal pedir un adelanto, para eliminar el riesgo de que sea el cliente quien deje “colgado” al pintor, con todo el material comprado.

Pregunta por fotografías de trabajos realizados y referencias anteriores. Nosotros estamos tan orgullosos de nuestros resultados que estaremos encantados de enseñarte multitud de fotografías, y también de darte el contacto de clientes anteriores. Incluso puedes venir a otras obras que tenemos abiertas, para que veas que nuestros clientes siempre están contentos con nosotros, y nos recomiendan. Casi siempre estamos pintando varios pisos al mismo tiempo, así que no tendrás problemas en tener referencias recientes o en directo.

Desconfía de los pintores que te ofrezcan precios exageradamente baratos. En pintores Madrid Baratos hacemos todo lo posible para ofrecerte el presupuesto más ajustado dentro del ámbito profesional. Ajustar más el margen conlleva, sí o sí, emplear materiales y pinturas pobres y de mala calidad, y no otorgar garantía del trabajo realizado.

Por último, investiga. Una de las cosas buenas de Internet es la “justicia” que hace con los malos profesionales. Si se realiza un mal trabajo, es fácil que el cliente se queje y ponga una mala reseña en Internet. Gracias a que se castigan los malos trabajos, los falsos profesionales irán desapareciendo, y los pintores que cuidamos al máximo nuestro trabajo, seguiremos creciendo.

jueves, 29 de octubre de 2015

Consejos a la hora de pintar un piso

Consejos para pintar piso

Pintar un piso es una forma de cambiar su estética por completo. Antes de embarcarnos en esta aventura, deberemos pensar cómo queremos que sea el resultado. Podemos pintarlo todo, limitarnos a darle un toque de color a algunas paredes, o pintar también puertas y ventanas para darle un aire completamente nuevo.
Si lo que queremos es agrandar el espacio, lo ideal sería elegir un color claro, o un blanco para toda la casa. Conseguiremos también mucha más luz. Si el espacio es grande, corremos el riesgo de que quede frío. En estos casos, podemos optar por colores oscuros, que darán más sensación de intimidad y confort, sobre todo en invierno.
Para los techos, generalmente recomendamos el color blanco. Los techos, por regla general, deben ir en un color más claro que las paredes. De esta forma, conseguimos dar una sensación de aire y espacio hacia arriba. Cuando los techos sean muy altos, y queramos algo más cálido, podemos pintarlos de un color oscuro, el cual dará la sensación de acercamiento.
Un pequeño truco para ampliar espacios, es pintar las molduras del mismo color de las paredes. Conseguiremos que las paredes luzcan más largas. Si optamos por molduras anchas, conseguiremos un resultado que parezca de mayor altura, pero por contra, estrecharemos el espacio horizontal.
Cuando queramos dar más importancia a determinadas puertas o ventanas, podemos pintarlas de un color diferente al de las paredes. Tenemos que tener cuidado, ya que con este método los espacios parecerán más pequeños.
Si te apetece recibir más consejos de profesionales, o tienes cualquier duda para la pintura de tu hogar, puedes contactar con Pintores Madrid Baratos, que estarán encantados de atenderte y de ofrecerte un presupuesto exacto para cambiar el look de tu hogar, de la forma más económica posible, lo que supondrá un importante alivio para tu bolsillo.